¿Cómo cortar el salmón para el sushi?

En los últimos años, las personas que consumen sushi no se han conformado solo con pedir este plato de comida japonesa, también se ha interesado en prepararlos en casa, pero una de las cosas que más los limita en ese sentido es no saber cómo cortar el salmón para el sushi.

Uno de los procesos que puede parecer más complicado a la hora de preparar sushi es el cortar el salmón, un pescado que cuenta con características especiales, y cuyo aspecto en el plato, aunque haya sido preparado en lugares diferentes, mantiene una imagen muy similar que quienes no cuentan con experiencia en su preparación, también quieren conseguir.

Si eres uno de los amantes de la comida japonesa, en especial del sushi, en este post te vamos a contar cómo cortar el salmón para el sushi, que después de que lo hagas como te indicaremos en los siguientes apartados, es casi seguro que te convertirás en todo un profesional de la materia.

Proceso para cortar el salmón para el sushi

Realiza cada uno de los pasos que te indicaremos en este post y notarás cómo el salmón para tu sushi tendrá el mismo corte que has visto, cortes profesionales, y que harán que este plato luzca tan bien como el que preparan los expertos.

El proceso de corte del salmón se realiza en tres pasos: eviscerar, escamar y filetear, los cuales se hacen de la siguiente forma:

1.       Eviscerado del salmón

Lo primero que tienes que hacer para cortar el salmón para el sushi es retirar todas las vísceras que hay en él, por lo que este proceso es conocido como eviscerado, y para lo cual necesitarás de un cuchillo con filo.

Coloca el salmón fresco sobre la tabla y con la ayuda del cuchillo realízale un corte horizontal en la parte inferior, el cual debes completar en línea recta hasta que logres abrirlo por completo. Lo ideal es que este paso lo hagas desde el extremo del abdomen del pescado hacia la cabeza, para que puedas vaciar por completo sus branquias y cavidad abdominal.

Una vez que el salmón esté abierto retira todo lo que se encuentra en su interior, asegurándote de que todo quede completamente limpio, y listo para el siguiente paso de esta guía.

2.       Escamado del salmón

Cuando el pescado haya sido eviscerado lo siguiente que debes hacer para cortarlo es escamarlo, un paso que puede resultar un poco complicado, pero que se te puede hacer más sencillo si colocas tus dedos en sal, ya que con ello evitarás que se te resbale el salmón de las manos.

Apoya el salmón de la tabla de tu cocina para comenzar con su escamado, sujetándolo por su cola y comienza a rasparlo con el cuchillo con movimientos ascendentes, repitiéndolos desde la cola hacia su cabeza, hasta que quede completamente libre de escamas. Repite este proceso en el otro lado del salmón.

Una vez que ya el salmón esté completamente libre de escamas, debes lavarlo con abundante agua para limpiarlo, siendo ideal que sea agua de mar, así conservará el sabor original de este, pero si no tienes la oportunidad de hacerlo no pasa nada, también puede ser con agua corriente.

3.       Fileteado del salmón

Ahora que el pescado se encuentra libre de vísceras y de escamas, podemos proceder al punto más importante de este proceso, el fileteado del salmón para el sushi, para lo cual debes apoyarlo en la tabla de tu cocina por uno de sus lados, colocando la cola de este hacia ti, y con la ayuda del cuchillo debes hacer un corte en vertical que recorra lo largo de su espina central.

Pasa el cuchillo desde la zona más ancha del salmón hacia afuera, asegurándote de que se mantenga en paralelo a la espina, y mantén sujetos los bordes del pescado, para que así obtengas fácilmente el filete hasta que salga completo.

Cuando ya hayas conseguido el primer filete del salmón, debes proceder a cortar el otro lado del pescado para completar este proceso, y así tener el producto completo para la preparación de tu sushi.

Al cortar el otro lado del salmón te habrá quedado la cabeza del pescado unida a la espina y la cola de este, la cual puedes desechar para continuar con la preparación del plato japonés.

En los filetes obtenidos seguro quedaron algunas espinas del salmón, así que toma un cuchillo para filetear y retíralas con mucho cuidado, así no le quitarás más carne a las piezas que tienes. Para asegurarte de que las hayas eliminado por completo, pasa tus manos por la zona y verifica que ya no quede ninguna.

Lo siguiente que debes hacer es cortar los filetes del salmón según el sushi que vayas a preparar, y puedes continuar con la preparación de tu receta de comida japonesa, pero ya lo más complicado lo habrás superado.

Cortar el salmón para el sushi es un proceso que no resulta ser muy complicado, solo tienes que tener un poco de paciencia al hacerlo, sobre todo si es la primera vez, así que tómate el tiempo que sea necesario para lograrlo.

Una vez que consigas cortar tus filetes de salmón, la próxima vez será algo sencillo de realizar, por lo que te conviene seguir cada uno de los pasos indicados en esta guía, para que disfrutes de un sushi preparado por ti mismo como todo un profesional, pero con la ventaja de haberlo hecho en casa.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.