¿Qué temperatura alcanza una plancha de cocina?

plancha-de-cocina

Uno de los electrodomésticos más útiles en el hogar es la plancha de cocina, gracias a que facilita el asado de diferentes alimentos, ayuda a tener una alimentación más saludable, y permite cocinar con mayor seguridad.

Un factor importante a tener en cuenta para su compra es la temperatura que alcanza la plancha de cocina, o las que son más populares en Francia, que son las planchas à gaz, ya que esto influye directamente en el tiempo de cocción de los alimentos a preparar.

Temperatura de una plancha de cocina

La plancha de cocina es un electrodoméstico que requiere de alcanzar determinadas temperaturas para cocinar los alimentos.

Por lo general, una plancha de calidad es capaz de llegar entre los 270 y 300°C, permitiendo asar los alimentos de forma uniforme y rápida, sin representar un riesgo para las personas.

La temperatura que alcanza la plancha de cocina facilita la cicatrización exterior de los alimentos, permitiendo que lo hagan de forma rápida, para conservar los jugos internos. Gracias a esto, se disfrutan de alimentos más deliciosos y con una textura increíble.

La plancha de cocina resulta indispensable en este caso, en comparación con otros aparatos que mantienen temperaturas inferiores, provocando que los alimentos se cuezan, sin que expulsen el agua interior, dejando como resultado una comida dura y poco apetecible.

¿Qué plancha se calienta más rápido?

En el mercado es posible encontrar dos tipos de planchas de cocina para casa, las eléctricas y de gas. Ambas opciones son buenas a la hora de cocinar alimentos a la plancha, pero en términos de temperatura, existe una diferencia que es importante considerar.

La plancha de gas es capaz de calentar en menos tiempo. La potencia calorífica y el calentamiento rápido la convierten en la elección preferida de los usuarios, a diferencia de la plancha eléctrica.

Este modelo puede alcanzar los 250°C en ocho minutos, permitiendo sellar y asar los alimentos en el punto correcto, sin materia grasa.

El inconveniente con la plancha de gas es la regulación de la temperatura, al requerirse de un control manual por parte de los cocineros. Controlar la temperatura es más delicado, por lo que es un modelo recomendado para cocineros con experiencia.

De igual manera, hay modelos que cuentan con regulación automática, facilitando a los usuarios el mantener la temperatura de calentamiento deseada, sin sobrepasarse de los 300°C.

Por su parte, la plancha eléctrica no es capaz de alcanzar estas temperaturas en el mismo tiempo. En todo caso, el calentamiento de la placa es rápido, en 12 minutos puede alcanzar los 250°C.

El punto a favor de la plancha de cocina eléctrica es que dispone de termostato que facilita la regulación de la temperatura, incluso de forma individual para cada zona de la plancha.

Esto ofrece la posibilidad de cocinar al mismo tiempo alimentos que requieran de diferentes tiempos, y temperaturas de cocción.

¿Por qué es importante el control de temperatura?

cocinar-a-la-plancha-1024x683

La temperatura de la plancha debe contar con un control adecuado a la hora de usar el electrodoméstico en el hogar. Son varios los motivos por los cuales es de vital importancia, entre los cuales destacan los siguientes.

Condimento antiadherente

Con el frecuente uso de la plancha y el paso del tiempo, se crea un tono negro con el metal, generando una superficie antiadherente que evitará a los alimentos pegarse durante la cocción.

Esto se conoce como “curado” y es bastante útil a la hora de cocinar, dado que asegura un fácil manejo de los alimentos, sin preocuparse de que se peguen en la placa.

Cuando se cocina a temperaturas muy bajas, la creación de esta capa antiadherente no es posible, provocando que los alimentos se peguen. Sin embargo, si se cocina a muy altas temperaturas, se quemará esta capa, obteniendo el mismo resultado que en el anterior caso.

Mediante el control de temperatura, se encuentra el punto óptimo para mantener la plancha antiadherente.

Cocción correcta de los alimentos

Un tema de preocupación al utilizar la plancha es la cocción de los alimentos, en especial de los gruesos, dado que pueden quedar crudos, dañando la experiencia gastronómica.

Con una temperatura muy alta, es fácil quemar el exterior y dejar los alimentos crudos en el interior, un problema frecuente con las carnes, los bistecs, los pescados y hasta las verduras.

El control de temperatura permite elegir el nivel adecuado, dependiendo del alimento a asar, facilitando su correcta preparación. Gracias a esto, la textura exterior es dorada y crujiente, mientras el interior se mantiene jugoso y bien cocido.

Preparación de diferentes alimentos

Una plancha de cocina con control de temperatura permite regular las diferentes zonas de cocción, de esta manera las personas pueden preparar diversos alimentos al mismo tiempo, desde huevos, salchichas, o panqueques.

La posibilidad de preparar diferentes alimentos con la correcta temperatura, reduce el tiempo en la cocina, con la seguridad de que quedarán bien cocidos.

persona cocinando a la plancha

Las planchas eléctricas de cocina son los modelos que cuentan esta opción, permitiendo elegir con facilidad y precisión el nivel de temperatura de cada zona, dependiendo de la cantidad de quemadores que incorpora.

Por medio del control de temperatura, es más fácil para las personas aprovechar las ventajas que ofrece la plancha de cocina a la hora de preparar sus alimentos.

Con la temperatura adecuada y su correcto control, cocinar en la plancha de cocina es un proceso más sencillo y seguro, preparando alimentos en el punto exacto de manera cómoda, permitiendo disfrutar de una alimentación más saludable.

 

También te puede interesar